• Una veintena de touroperadores internacionales visitaron el pasado sábado las instalaciones de Finca Badenes de Aires de Jaén adentrándose en la cultura del aceite. 
  • Paseo por el olivar, ruta explicativa de la fauna y flora y los pasajes históricos que acompañan a la Finca fueron algunas de las experiencias que vivieron este grupo de turistas, así como una cata de AOVE guiada y la visita a la almazara. 

El pasado sábado una veintena de touroperadores internacionales de Post Tour International Nature & Inland Meeting visitaron Finca Badenes de Aires de Jaén adentrándose de lleno en la cultura del aceite de oliva virgen extra y en todo lo que rodea el mundo del oleoturismo

La ruta oleícola comenzó con una visita a la almazara de Aires de Jaén que pudieron verla en pleno rendimiento gracias a que se encuentra en campaña de la aceituna de cosecha temprana. Aquí los touroperadores vivieron en primera persona todo el proceso desde que la aceituna  llega a la almazara hasta que se convierte en oro líquido. Una de las sensaciones que más llama la atención a los visitantes en esta época es el aroma intenso a aceite de oliva que invade toda la finca.

Después de pasar por la almazara, el paseo continuó por las diferentes plantaciones de olivos donde se encuentran las variedades de picual, arbequina, frantoio y empeltre en distintos tipos de cultivo: intensivo, súperintensivo y tradicional. Debido a que estamos en plena campaña de recogida también vieron el trabajo de campo. 

En el recorrido por la finca también se pueden divisar diferentes aves y animales que están dentro de la flora y fauna de la campiña jienense, principalmente la más significativa de esta zona. Finca Badenes está situada a orillas del río Guadalquivir y eso le da un espacio privilegiado para poder ver animales y plantas característicos de la zona. 

Una vez terminado todo el recorrido por la finca se realizó un visionado con una visita virtual a toda la fábrica de Aires de Jaén y así conocer también el envasado del aceite de oliva virgen extra y todos sus pasos. Posteriormente realizaron una cata de aceite de la mano de la catadora profesional, Rosa López. Los aoves seleccionados para su cata fueron los cosecha temprana Finca Badenes donde los turistas diferenciaron los sabores y aromas de cada uno de ellos.

Para finalizar la velada, los visitantes disfrutaron aún más de la cultura y la tradición con una degustación de vino y jamón. Con esta última experiencia y con el atardecer entre olivos se cerró la jornada. 

Este fam trip de naturaleza y turismo activo que está recorriendo el territorio andaluz para dar a conocer en el extranjero las maravillas de Andalucía y lo más importante del paraíso de Jaén.